José Mourinho, en un momento muy Horatio Caine.