José Mourinho recibe otra mala noticia tras el 5-0. La UEFA ha decidido sancionarle con dos partidos de suspensión por el incidente de las tarjetas provocadas en Champions League. El segundo sólo lo cumpliría si demuestra mala conducta los próximos tres años. Además, se le multa con 40.000 euros.