mourinho, lampard, terry Cuenta el periodista Guillém Balagué que Mourinho en una fiesta de celebración del Chelsea en un momento dado va a hablar con Lampard y le dice que Terry le ha comentado que esta temporada no le ve rindiendo bien y que piensa que pueda dar más. A los pocos minutos va a Terry y le dice lo mismo, que Lampard opina que ya no es el de antes y que no estaba esforzándose demasiado.

Finalmente los jugadores, con el transcurso de la fiesta, se enzarzaron en una discusión que casi termina en algo más. Se dijeron de todo y sacaron todos los trapos sucios. Entonces apareció Mourinho y les dijo que todo era mentira, que lo único que pretendía era saber exáctamente qué pasaba entre ellos dos y saber todos los secretos que de otra forma no habría conseguido conocer.

Un genio, por cosas como esas en Chelsea tanto Lampard, como Terry como los demás jugadores no pueden olvidar al gran Mou.